miércoles, 25 de junio de 2008

cortandi

feliz y contento comencé a cortarme el pelo, uno por uno, con mucha paciencia y cuidado, preocupado nada más q en mi apariencia, me entusiasme por ver mi cara distinta a la q había visto tanto tiempo ya, me resultó hasta divertido, comenzar a deshacerme de mi mismo, y verme huir por el lavado, junto con el agua y el jabón, me sentí fresco, liviano, corriente, normal, común... lo había logrado, me sentí genial , de poder ser uno más de todos, a pesar de creer ser único y particular... lo logé... me dejé llevar con el agua...

1 comentario:

MSB dijo...

la frescura del rasurado =)

 
Licencia Creative Commons
Este obra de Jorge Chinchilla Dannenberger está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.