miércoles, 1 de octubre de 2008

realidad

soy tan efímero, tan ligero, yo soy la llama de una candela, pero que a veces creo que soy toda una hoguera, un incendio, que se expande y quiere quemar todo lo que se pueda, no creo que esté mal por ahora, pero ver con mis ojos, una pequeña llama luchando por no extinguirse, ver tan poca luz, destello, brillo, me partió el corazón, y me hizo alejar, como siempre yo, no quiero aceptar lo que en realidad soy…

2 comentarios:

Anónimo dijo...

jaja que bueno...yo no quiero aceptar en lo que me estoy convirtiendo...

JöriX dijo...

jaja la lucha contra la oxidación

 
Licencia Creative Commons
Este obra de Jorge Chinchilla Dannenberger está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.